Akita Americano | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Akita Americano

Introducción a la raza:

El Perro Akita Americano es originario de Japón. Es fiel, alegre, juguetón, enérgico e inteligente. Podrá vivir en casas o departamentos sin problemas y convivir con niños pequeños o mascotas sin mayores inconvenientes. Con respecto a su salud y cuidados los detallaremos más adelante en este informe.

Información general de la raza:

El Akita Americano comparte los mismos orígenes que el Akita Japonés, por lo que es originario de Japón. En 1868 se cruzó al Akita con las razas Tosas y Mastines; de ahí aumentó su tamaño, y adoptó los rasgos de los perros tipo Spitz. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el número de Akitas se había reducido peligrosamente, por lo que la situación de la raza estaba mal.

Durante el proceso de restauración del Akita, un perro procedente de la línea de sangre Dewa gozó de una popularidad momentánea muy grande. Un buen número de ellos (que presentaban rasgos exteriores característicos de la influencia de los Mastines y Pastores Alemanes), fueron llevados a EEUU por militares estadounidenses, y así la línea de sangre fue desarrollándose gracias al aumento progresivo de criadores, llevando a la raza a ser lo que es hoy en día.

Características de la raza:

  • Cuerpo: grande y fuerte.
  • Peso: machos entre 44 y 66 kilos, hembras entre 36 y 54 kilos.
  • Altura: machos entre 66 y 71 cm, hembras entre 51 y 66 cm.
  • Cabeza: maciza y ancha.
  • Hocico: amplio y profundo.
  • Ojos: chicos, ovalados y de color oscuro.
  • Orejas: forma triangular, elevadas y de tamaño mediano.
  • Patas: longitud media y fuertes.
  • Cola: larga y con abundante pelaje.
  • Pelo: duro, liso y abundante.
  • Colores: rojo, leonado, blanco, atigrado y pinto.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El Akita Americano es inteligente, dominante, territorial, juguetón, enérgico y un poco terco. Es un excelente perro guardián y se lleva muy bien con niños pequeños y otras mascotas. Puede vivir tanto en casas como departamentos sin ningún problema, pero siempre serán importantes los juegos y paseos. Es una raza que odia la soledad, por lo que no se los recomienda a aquellas personas que se ausentan muchas horas de casa.

Cuidados especiales para la raza:

El Akita Americano no demandará demasiados cuidados, tan solo necesitará paseos 2 ó 3 veces por semana, juegos diarios y cepillar su pelaje 2 veces por semana para mantenerlo saludable. Con respecto a su salud, esta raza tiene tendencia a la displasia de cadera.