Perro Boxer | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Boxer

Introducción a la raza:

El perro Bóxer tiene sus orígenes en Alemania. Es una buena opción para familias que buscan un perro familiero y a la vez guardián. Amistoso, juguetón, fiel, guardián, valiente, curioso e inteligente. Por su tamaño y nivel de actividad no es recomendado para la vida en departamentos. Puede convivir con niños y otros perros. Los detalles de su salud y cuidados los detallaremos todos más adelante en este informe.

Información general de la raza:

La historia del Bóxer comienza en 1850, en Munich (Alemania) con dos de sus ancestros de tipo moloso: el Bullenbeisser y el Barenbeisser, los cuales eran perros de caza mayor. Luego, los ancestros del Boxer, fueron cruzados con el Bulldog Inglés y empezaron a usarse para controlar al ganado vacuno.

Un grupo de alemanes decidieron estabilizar el estándar de la raza en 1894. Al año siguiente la exhibieron en la exposición canina de Munich. En 1896 se fundó el primer Boxer Club. Debido a su valor, fuerza y agilidad, fue elegido como perro policía en Alemania, utilizado como lazarillo para ciegos y perro de bomberos por su gran olfato y valentía en grandes catástrofes.

Características de la raza:

  • Cuerpo: grande, fuerte y musculoso.
  • Peso: machos entre 30 y 32 kilos, hembras ente 25 y 27 kilos.
  • Altura: machos entre 57 y 63 cm, hembras entre 53 y 60 cm.
  • Cabeza: grande, con pliegues no muy exagerados. La parte superior del cráneo es arqueada.
  • Hocico: ancho, corto y fuerte.
  • Ojos: tamaño mediano, redondos y oscuros.
  • Orejas: grandes, de forma triangular y caídas.
  • Patas: fuertes y robustas.
  • Cola: larga y fina naturalmente, algunas personas la apuntan. El no cortársela no es una falta a la raza. (Este sitio no aprueba las amputaciones estéticas).
  • Pelo: corto, duro y brillante.
  • Colores: leonado y leonado rojizo.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El Boxer es un perro alegre, amistoso, juguetón, fiel, guardián, valiente, curioso, enérgico e inteligente, por lo que es muy fácil adiestrarlo. A pasar de su porte y que es un perro de trabajo, es notable como conserva un espíritu juguetón y cariñoso, pero a la vez sigue conservando su instinto de caza, por lo que es apto para familias con niños siempre con supervisión de un adulto. Por su tamaño y energía no se lo recomienda para la vida en departamentos. Se lleva muy bien con otros perros. Es una excelente opción para familias que buscan un perro guardián y a la vez amigable con la familia.

Cuidados especiales para la raza:

El Bóxer tiene tendencia a los problemas cardíacos, displasia de cadera y torsión gástrica. Por su hocico chato suele tener dificultades respiratorias, así que no se le recomienda el ejercicio fuerte, sobre todo en climas cálidos. Los climas muy fríos tampoco son amigos de esta raza, ya que su pelaje no le brinda suficiente protección. Sus cuidados son pocos; pequeños paseos y juegos serán más que suficientes.