Perro Dálmata | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Dálmata

Introducción a la raza:

El perro Dálmata es originario de Croacia y surgió aproximadamente en el siglo XVII. Es muy juguetón, simpático, travieso, fiel y guardián, pero un poco rebelde. No es apto para la vida en departamentos. Puede convivir tanto con otros animales como con niños pequeños y no le teme a la soledad. Con respecto a su salud detallaremos todo más adelante en este informe.

Información general de la raza:

Los primeros Dálmatas aparecieron aproximadamente en el año 1600 en Croacia, en la región de Dalmacia. Los antiguos nómades del lugar los utilizaban como perros de compañía y perros guardianes. Cerca del año 1700 se lo conoce en los Estados Unidos (y al igual que en Europa), se los empleaba como compañía de carruajes. Hasta el mismísimo Presidente George Washington tenía uno para ese propósito.

En 1862 fue mostrado por primera vez en Inglaterra en una exposición canina. Los primeros estándares de la raza fueron creados por Vero Shae en 1882. El Dálmata fue incluido en el American Kennel Club en 1887. En 1890, en el Reino Unido, se creó el primer club del Dálmata y con él, el primer estándar oficial.

Características de la raza:

  • Cuerpo: tamaño mediano, atlético y compacto.
  • Peso: machos entre 27 y 32 kilos, hembras entre 24 y 29 kilos.
  • Altura: machos entre 56 y 61 cm, hembras entre 54 y 59 cm.
  • Cabeza: larga, disminuyendo su espesor hacia la nariz. Achatada en el espacio entre las orejas.
  • Hocico: largo, fuerte y con terminación redondeada.
  • Ojos: tamaño mediano, marrones, redondos y bastante separados entre sí.
  • Orejas: tamaño mediano, de base ancha refinándose en la punta. Terminación redondeada.
  • Patas: fuertes y largas.
  • Cola: larga, fina y de pelo corto.
  • Pelo: corto, duro, denso, liso y brillante.
  • Colores: base blanca con manchas negras, base blanca con manchas rojizas y base blanca con manchas marrones.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El perro Dálmata es guardián, fiel, independiente, no le teme a la soledad y además es juguetón y travieso. Generalmente tiende a no obedecer órdenes. Es un perro muy activo, y por su tamaño no se recomienda para la vida en departamentos. Es muy sociable con personas y otras mascotas, también -como no es un perro celoso- es ideal para hogares con niños.

Cuidados especiales para la raza:

El cuidado del perro Dálmata es muy sencillo, casi no necesita de cuidados en su pelaje; solo un cepillado en épocas de muda. Necesitará juegos y paseos para mantenerse activo y saludable. Las enfermedades más comunes en esta raza son: la sordera y las alergias. También tiene tendencia a problemas cutáneos y displasia de cadera.