Perro Galgo Afgano | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Galgo Afgano

Introducción a la raza:

El Galgo Afgano es una de las razas más antiguas, originada en Afganistán, allá por el 2000 antes de Cristo. Es muy familiar, juguetón, alegre, enérgico, fiel y guardián. No es recomendable para la vida en departamentos, puede convivir con niños u otras mascotas sin ningún problema y sufre mucho la soledad. Los detalles de su salud y cuidados te los contaremos todos más adelante en este informe.

Información general de la raza:

El perro Galgo Afgano es de las razas de perro más antiguas del mundo, remontando su origen a 2000 años aC. en las zonas montañosas de Afganistán. Eran utilizados para la caza de fieras y protección del hogar; un solo perro podía cazar un leopardo. A finales del siglo XIX los soldados británicos se llevaron unos cuantos ejemplares a Inglaterra, siendo muy bien recibidos por la nobleza, convirtiéndola en una raza muy mimada y consentida, aunque también la siguieron utilizando para la caza. En 1920 fue reconocida oficialmente por el Kennel club. En 1926 el Galgo Afgano llega por primera vez a los Estados Unidos.

Características de la raza:

  • Cuerpo: grande y esbelto.
  • Peso: machos entre 25 y 30 kilos, hembras entre 22 y 27 kilos.
  • Altura: machos entre 68 y 74 cm, hembras entre 63 y 69 cm.
  • Cabeza: larga, no demasiado estrecha, proporcionada y cubierta por un mechón de pelo largo.
  • Hocico: largo y con mandíbulas fuertes.
  • Ojos: ovalados, tamaño mediano y color de color oscuro preferentemente.
  • Orejas: anchas y largas, cubiertas de pelo suave y largo.
  • Patas: largas y fuertes.
  • Cola: longitud media, con pelo semi corto.
  • Pelo: largo, suave y sedoso.
  • Colores: todos los colores son admitidos.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El Galgo Afgano es un perro fiel pero independiente, juguetón, tranquilo, poco agresivo, mimoso, guardián y muy activo, que -sumado a su tamaño- son características no recomendadas para la vida en departamentos. Podrá convivir con otras mascotas y niños sin ningún problema. Cabe aclarar que es un perro muy desconfiado de personas desconocidas y además sufre mucho si se queda solo.

Cuidados especiales para la raza:

Los cuidados del Galgo Alfgano son muy exigentes; necesitará ser peinado y cepillado 3 veces por semana como mínimo, y que lo bañen una vez al mes. Necesitará además paseos y juegos para descargar energía y mantenerse saludable. Con respecto a su salud, es propenso a sufrir displasia de cadera y de codo, fuera de ese detalle es un perro muy saludable.