Perro Galgo Inglés | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Galgo Inglés

Introducción a la raza:

El Galgo Inglés data aproximadamente del año 900 dC. y efectivamente es de Inglaterra. Es un perro callado, fiel a su familia e inteligente. Se lleva muy bien con otros perros y con niños pequeños y, debido a su gran necesidad de actividad física, no se lo recomienda para vivir en departamentos. Los detalles de su salud y cuidados los contaremos mas adelante en este informe.

Información general de la raza:

El origen oficial del Galgo Inglés efectivamente es en Inglaterra. Si bien no se conocen los pormenores de su origen, se cree que data del año 900 dC. Los ejemplares fundadores de la raza habrían sido traídos desde Arabia hasta Gran Bretaña por comerciantes. Esta raza fue tan importante a lo largo de la historia que en Inglaterra se llegó a dictar una ley que les permitía solamente cazar con estos perros a nobles y reyes, mientras que los siervos de esta nobleza no podían ni siquiera poseerlos, y el resto del pueblo, aunque podían tener un ejemplar, el mismo debía ser lisiado para que no fuera competitivo. Cuando los grandes bosques empezaron a escasear, los Galgos Ingleses se utilizaron para la caza de la liebre y como entretenimiento público en carreras.

Características de la raza:

  • Cuerpo: mediano y compacto.
  • Peso: machos entre 27 y 31 kilos, hembras entre 22 y 29 kilos.
  • Altura: machos entre 65 y 70 cm, hembras entre 62 y 67 cm.
  • Cabeza: mediana, larga y más estrecha en la zona del hocico.
  • Hocico: largo y estrecho.
  • Ojos: pequeños, ovalados y de color oscuro.
  • Orejas: grandes, base ancha con forma triangular, gruesas y con caída.
  • Patas: fuertes, muy largas y con musculatura fina.
  • Cola: gruesa en la base, adelgazándose moderadamente hacia su extremo.
  • Pelo: corto, tupido, áspero y bien pegado al cuerpo.
  • Colores: blanco, gris, rojo, y negro, entre otros colores, que pueden aparecer solos o en combinaciones.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El Galgo Inglés es un perro reservado, tímido, callado, muy fiel a su familia, inteligente y suele llevarse bien con otros perros. Puede convivir con niños sin ningún problema y, debido a su tamaño y gran necesidad de actividad física, no se lo recomienda para la vida en departamentos.

Cuidados especiales para la raza:

Es súper importante para el Galgo Inglés el ejercicio y los juegos. También necesitará una cama suave para evitarle dolores de huesos. Con respecto a su salud, puede padecer hemofilia A. Debido a su poca grasa corporal, también es propenso a la displasia de cadera y de codo. Otro dato a tener en cuenta es que es un perro bastante sensible a los fármacos.