Perro Labrador | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Labrador

Introducción a la raza:

El Labrador Retriever, popularmente conocido como Labrador, es una antigua raza de caza canadiense. Ideal para cualquier familia ya que adora a los niños pequeños y se lleva muy bien con cualquier mascota. Es un perro muy activo, fiel, guardián, muy juguetón y obediente. Esta raza no es apta para la vida en departamentos. Con respecto a su salud detallaremos todo más adelante en este informe.

Información general de la raza:

El Labrador surge aproximadamente en el siglo XIX, en Canadá. El perro ayudaba a los pescadores, ya que estaba entrenado para saltar al agua cuando el barco se acercaba al puerto y recogía con su boca las redes llenas de pescados. Algunos de estos perros fueron llevados hasta Inglaterra, donde pasaron a trabajar con los cazadores en tierra.

En 1903 el Labrador fue reconocido como perro de raza por el Kennel Club. Un año después, la raza fue clasificada como Perro de Caza. La popularidad del Labrador fue creciendo, no solo por su habilidad de caza sino también por su belleza.

Características de la raza:

  • Cuerpo: tamaño mediano, musculoso, fuerte y compacto. 
  • Peso: machos entre 27 y 37 kilos, hembras entre 25 y 32 kilos.
  • Altura: machos entre 56 y 57 cm, hembras entre 54 y 56 cm.
  • Cabeza: tamaño mediano, base ancha y achatada entre las orejas.
  • Hocico: alargado, ancho y terminación redondeada.
  • Ojos: tamaño mediano, ovalados y de color avellana o café.
  • Orejas: tamaño medianas, terminación en punta. Cuelgan a los costados de la cabeza.
  • Patas: bien desarrolladas y fuertes.
  • Cola: larga, gruesa en la base y termina en punta.
  • Pelo: corto, grueso y denso.
  • Colores: negro, rubio y chocolate.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El perro Labrador es súper amigable, muy sociable con desconocidos, atento, guardián y fiel. Puede convivir con niños pequeños y cualquier mascota porque no es celoso. Es una raza muy activa, ama los juegos y estar en movimiento, debido a esto, no es recomendable para la vida en departamentos.

Cuidados especiales para la raza:

El pelo corto del Labrador no nos dará mucho trabajo, solo un cepillado de vez en cuando. Necesitará paseos y juegos para poder ejercitarse. Al ser un perro muy goloso habrá que tener cuidado con la obesidad. Con respecto a su salud, el Labrador tiene tendencia a la sordera y a la displasia de cadera.