Perro Mastín Napolitano | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Mastín Napolitano

Introducción a la raza:

El Mastín Napolitano es un perro muy antiguo de origen fenicio y desarrollado en Grecia. Tiene un gran tamaño, pero paradójicamente es dócil, tranquilo y poco agresivo. Puede convivir con niños u otras mascotas sin problemas. Por su gran tamaño no es conveniente que viva en departamentos. Con respecto a sus cuidados y salud te contaremos todo más adelante en este informe.

Información general de la raza:

El Mastín Napolitano desciende del Mastín Tibetano, que era criados por los fenicios para cuidar de sus propiedades y guardar el ganado contra el ataque de los leones y otras fieras. En el año 332 aC., cuando Alejandro Magno invadió Fenicia, encontró estos enormes y fuertes perros que fácilmente derribaban a los enemigos con la orden de su amo, entonces decidió llevarse algunos a Grecia, y así empezó a expandirse la raza por toda Europa.

Durante el siglo I dC. los romanos también se enamoraron de esta raza y los criaron como perros de guerra, bestias de carga, guardianes y como diversión en el Coliseo, donde luchaban contra osos, leones, tigres u otros mastines. Con la caída del imperio romano el Mastín casi desaparece. Su supervivencia fue gracias a Mastines Españoles, y no fue hasta 1946 que se tomaron medidas para proteger el futuro de la raza. Su estándar oficial es del año 1949.

Características de la raza:

  • Cuerpo: tamaño grande, fuerte, musculoso y robusto.
  • Peso: machos entre 50 y 70 kilos, hembras entre 45 y 65 kilos.
  • Altura: machos entre 64 y 74 cm, hembras entre 59 y 69 cm.
  • Cabeza: grande y maciza.
  • Hocico: cuadrado, ancho y de longitud media.
  • Ojos: tamaño mediano, ovalados y el color dependerá de su pelaje.
  • Orejas: tamaño mediano, anchas y caídas.
  • Patas: altas, fuertes y musculosas.
  • Cola: longitud media y fina. Algunas personas las cortan, aunque no es un requisito de la raza.
  • Pelo: corto, fino y áspero.
  • Colores: gris, gris y negro, pardo, rojizo.

Personalidad y comportamiento de la raza:

A pesar de su apariencia feroz, el Mastín Napolitano es un perro muy tranquilo y poco agresivo, pero por supuesto destacan las cualidades de perro fiel, guardián y valiente. Es inteligente, juguetón y cariñoso, pero suele ser desconfiado de los extraños. Puede convivir con niños de cualquier edad y se lleva bien con otras mascotas. De más está decir que no es una raza apta para la vida en departamentos; mientras más amplia sea la casa y más parque tenga mejor será su calidad de vida.

Cuidados especiales para la raza:

El Mastín Napolitano requiere poco cuidado de su pelaje; con un cepillado 2 veces por semana bastará, pero hay que tener mucho cuidado con los pliegues de la cara, tendrás que limpiarlos luego de cada comida. También es necesario un baño mensual, limpiando y secando bien dichos pliegues. Importante que nunca les falte alimento, ya que su apetito es voraz. Con respecto a su salud, puede sufrir los trastornos de cualquier perro de talla grande: torsión gástrica y displasia de cadera y rótula.