Pastor Belga | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Pastor Belga

Introducción a la raza:

El Pastor Belga es ideal para familias con niños, incluso niños pequeños y cualquier mascota. Destaca por ser fiel, guardián, inteligente, compañero, afectuoso y poco agresivo. Como es una mascota muy activa, y de tamaño grande, no es recomendable para una vida en departamentos. Los detalles de su salud y cuidados los detallaremos todos más adelante en este informe.

Información general de la raza:

Esta raza tiene su origen a finales del siglo XIX. Varios criadores de Pastores Europeos formaron un grupo para desarrollar una raza de perros Pastores de Bélgica. En Septiembre de 1891 fue fundado en Bruselas el Club del Perro de Pastor Belga, y al año siguiente, el Club del Perro de Pastor Belga promueve el primer estándar de la raza, reconociendo tres variedades de pelo: largo, duro y corto.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, la población de Pastores Belgas Tervueren estuvo en riesgo de desaparecer, así que se utilizaron líneas de sangre de Pastores Belgas Groenendael para recuperarla. Entre 1945 y 1980, el Tervueren cobró gran popularidad y su población se ha mantenido estable desde entonces.

Características de la raza:

  • Cuerpo: grande y fuerte.
  • Peso: machos entre 29 y 34 kilos, hembras entre 25 y 30 kilos.
  • Altura: machos entre 61 y 66 cm, hembras entre 56 y 61 cm.
  • Cabeza: algo angosta, larga, y de frente ancha.
  • Hocico: largo, angosto y fuerte.
  • Ojos: tamaño mediano, ovalados y de color oscuro.
  • Orejas: tamaño mediano, de forma triangular y rectas.
  • Patas: largas y fuertes.
  • Cola: longitud media, un poco doblada hacia la punta.
  • Pelo: existen 3 variedades: pelo corto, pelo largo y pelo duro.

Colores aceptados para la raza:

  • Groenendael: negro zaino.
  • Tervueren: rojo carbonado y gris carbonado, bajo una máscara negra.
  • Malinois: sólo rojo carbonado con máscara negra.
  • Laekenois: sólo rojo con rastros de carbonado, principalmente en el hocico y en la cola.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El Pastor Belga es un perro compañero, inteligente, fiel, afectuoso, guardián, poco agresivo y se lleva muy bien con niños. Tiende a ser dominante con otras mascotas, pero nunca agresivo. Debido a su tamaño y gran actividad, no se lo recomienda para la vida en departamentos.

Cuidados especiales para la raza:

El Pastor Belga puede sufrir enfermados como a torsión gástrica y la displasia de cadera. Sus cuidados son pocos; necesitará mucho ejercicio que consistirá en juegos y paseos. El cuidado de su pelo es básico: cepillados 2 veces por semana y 3 veces por semana en épocas de muda.