Perro Pequinés | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Pequinés

Introducción a la raza:

El origen de esta raza es un gran mito y data de hace 4000 años, en China. El Pequinés es muy celoso, guardián, fiel, apegado a personas u objetos, pero muy ladrador y temerario. Es una raza muy poco activa, podrá vivir en casas o departamentos sin problemas y sin necesidad de paseos. Con respecto su salud detallaremos todo más adelante en este informe.

Información general de la raza:

El perro Pequinés tiene aproximadamente 4000 años de existencia, y es originario de China. Hay una leyenda con respecto a su origen: “Perdidamente enamorado de una pequeña mona, el rey león pidió permiso al dios Mago Hai Ho para desposarla. Si estás dispuesto a sacrificar tu fuerza y tu tamaño, te doy mi consentimiento, fue la respuesta del Dios.” Así, según la leyenda china, nació el Pequinés.

Valiente y orgulloso como su padre y pequeño, amoroso e inteligente como su madre, este perro era muy adorado por los budistas, incluso fue considerado símbolo de esta religión. También formó parte de las familias imperiales. Los primeros Pekineses llegaron a Europa en el año 1860 y, 30 años después, fueron presentados por primera vez en la exposición de Chester.

Características de la raza:

  • Cuerpo: pequeño y rectangular.
  • Peso: entre 2 y 8 kilos en machos y hembras.
  • Altura: entre 15 y 19 cm en machos y hembras.
  • Cabeza: chica y maciza.
  • Hocico: chato y ancho.
  • Ojos: grandes, redondos y negros.
  • Orejas: largas, con caída natural y abundante pelo lacio.
  • Patas: cortas y de huesos anchos.
  • Cola: larga y arqueada, con abundante pelo.
  • Pelo: muy lacio, abundante y largo.
  • Colores: todos los colores son admitidos, incluyendo dos colores.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El perro Pequinés es de carácter fuerte, muy ladrador (ya sea para pedir comida, paseos o cuando hay extraños). Es leal y guardián, pero muy celoso. Aunque sea pequeño no teme a la hora de enfrentar a otros perros más grandes. Es muy protector de las cosas que considera propias. Esta raza podrá vivir tanto en casas como en departamentos debido a que es poco activa, y no necesitará de largos paseos ni de extensos juegos.

Cuidados especiales para la raza:

Esta raza es muy sana y solo puede llegar a tener problemas cardiacos, cálculos urinarios o sequedad ocular. Con respecto a sus cuidados, su cabello necesitará para mantenerse sano 3 cepillados semanales. Además precisará una dieta adecuada para prevenir la obesidad.