Perro Weimaraner | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Weimaraner

Introducción a la raza:

La raza Weimaraner es originaria de Alemania y destaca por ser dulce, amistosa, juguetona y apta para todas las familias. Se lleva muy bien con otros perros, pero no tanto con los gatos. Puede vivir tanto en casa como en departamentos sin inconvenientes. Los detalles de su salud y cuidados los detallaremos mas adelante en este informe.

Información general de la raza:

La historia del Weimaraner, conocido también como Braco de Weimar, proviene de Alemania. Si bien la misma no está 100% documentada; algunas teorías dicen que es una mutación albina del Braco Alemán, en cambio otras afirman que es un descendiente de la raza “Perros Grises de Saint-Luis”, y que pudo desarrollarse gracias al Duque de Weimar quien era un gran cazador y utilizaba estos canes para la caza. En 1938, un cazador norteamericano logró importar una pareja de Weimaraner sin castrar a Estados Unidos, contraviniendo la prohibición del club de la raza. En 1943 fue reconocido por el Kennel Club Americano.

Características de la raza:

  • Cuerpo: mediano y compacto.
  • Peso: entre 25 y 35 kilos en machos y hembras.
  • Altura: entre 60 y 67 cm en machos y hembras.
  • Cabeza: ancha en la parte superior.
  • Hocico: angosto, recto y largo.
  • Ojos: ovalados, medianos, azules de cachorros y luego color ámbar.
  • Orejas: anchas y bastante largas.
  • Patas: largas y fuertes.
  • Cola: larga y fina (si se la deja de forma natural).
  • Pelo: corto, bien tupido, suave y brillante.
  • Colores: gris plateado, gris ciervo y gris ratón.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El Weimaraner es amoroso, inteligente, vivaz y alegre. Tiene una personalidad única en las razas de perros; le gusta mantenerse con su familia y estar en interiores compartiendo con ellos más que estar afuera jugando. Sufre mucho si se queda varias horas solo. Es un perro poco agresivo y se lleva muy bien con otros perros, pero no así con los gatos. Puede vivir tanto en casas como en departamentos sin inconvenientes.

Cuidados especiales para la raza:

El Braco de Weimar es un perro que exige pocos cuidados; necesitará hacer mucho ejercicio, dar largos paseos diarios o jugar con él en un jardín donde pueda correr. Con respecto a su salud tiene tendencia a la displasia de cadera y la torsión de gástrica.