Perro Yorkshire Terrier | Razasdeperro.net
Facebook Twitter Google+ E-Mail

Perro Yorkshire Terrier

Introducción a la raza:

El Yorkshire Terrier es un antiguo perro inglés, que en la antigüedad fue utilizado para la caza de ratones. Puede vivir en casas o departamentos, y convivir con cualquier mascota y con niños (incluso niños pequeños). Es un perro fiel, compañero, juguetón, curioso, muy activo, dulce, alegre pero detesta la soledad. A pesar de su tamaño, tiene un comportamiento muy guardián. Con respeto a sus cuidados y salud, detallaremos todo en este informe.

Información general de la raza:

El perro Yorkshire Terrier surge en Inglaterra a mediados del siglo XIX. En esos tiempos los perros pequeños eran principalmente destinados a las clases bajas. Se los utilizaba como perros guardianes de las humildes casas y también como cazadores de ratas.

En el comienzo de la Revolución Industrial, cuando la gente llegaba de los pueblos a las fábricas de Yorkshire (muchas veces con sus perros), el Yorkshire se cruzó con otros perros Terrier dándole el aspecto actual, pero todavía seguía siendo solo un perro ratonero. Los diversos cruces continuaron, dándole un pelo mucho más sedoso, y así, fue ganando popularidad en las clases altas. En 1886 fueron aceptados oficialmente como raza por el Kennel Club.

Características de la raza:

  • Cuerpo: pequeño y compacto.
  • Peso: entre 1 ½ y 4 kilos en machos y hembras.
  • Altura: entre 15 y 30 cm en machos y hembras.
  • Cabeza: pequeña y redondeada.
  • Hocico: corto.
  • Ojos: medianos, redondos y oscuros.
  • Orejas: rectas naturales, y pequeñas.
  • Patas: cortas.
  • Cola: largo mediano, con bastante pelo. En algunos países le amputan la cola dejándosela corta. Este sitio está en contra de las mutilaciones estéticas.
  • Pelo: largo, fino y sedoso.
  • Colores: negro azulado y dorado, negro azulado y gris, gris y dorado.

Personalidad y comportamiento de la raza:

El perro Yorkshire es muy limpio, inteligente, fiel, activo, juguetón, alegre y muy curioso. Cuenta con una personalidad muy fuerte, suele ser poco sociable con desconocidos. Podrá vivir en casas o departamentos sin ningún problema, tampoco tiene inconvenientes en la convivencia con mascotas o niños. Pero esta raza no soporta la soledad, por eso, generalmente la gente los lleva consigo.

Cuidados especiales para la raza:

El Yorkshire Terrier nos exigirá pocos cuidados; un cepillado 3 veces por semana para mantener su pelaje sano, y muchos juegos para hacer ejercicio y estar sano. Con respecto a sus enfermedades, es muy propenso al sarro en los dientes y problemas digestivos. Y, como todas las razas chicas, tiene tendencia a sufrir luxación de rodilla y torsión de tibia.